Aromaterapia: realidad o ficción?

Al igual que aplicamos un masaje para aliviar una contractura (tacto) o nos tomamos una infusión para ayudar a la digestión después de comer (gusto) el sentido del olfato está preparado para reconocer diferentes olores y asociarlos a diferentes puntos de nuestro subconsciente, y esto está demostrado.

La aromaterapia es un tratamiento terapéutico que usa los aceites esenciales extraídos de plantas, flores o árboles. Su objetivo es mejorar la salud y el bienestar general.

Usamos la aromaterapia para el alivio de algunas dolencias tanto físicas como psíquicas. Promueve el bienestar físico y psicológico y lo podemos aplicar inhalando o añadiendo al agua de baño y nos va a ayudar a crear diferentes sensaciones.

Podemos aplicar los aceites esenciales de diferentes maneras:

Por inhalación:directo o mezclado con agua. También utilizado con difusores de vapor. Lo usamos normalmente para problemas respiratorios.

Por masaje: Lo diluimos en aceites vegetales o agua y realizamos el masaje de manera enérgica o suave, dependiendo de lo que pida el cuerpo. Es ideal para contracturas.

Con baños aromáticos: Llenamos la bañera con agua caliente y unas gotas del aceite que más convenga. Irá bien para la relajación y circulación.

Con cataplasmas (calientes o frías): dolencias en la piel o problemas musculares.

Uso interno: solo en algunos casos y con algunos aceites…no usar de esta manera sin consultar previamente a un profesional.

PRINCIPALES ACEITES Y USOS

BERGAMOTA: energía, frescor y revitalizante. Lo utilizamos para aliviar estrés, depresión y ansiedad.
CIPRÉS: Usado para purificar ambientes cargados. Calma el sistema nervioso y reduce los síntomas de menopausia, alergias y estrés.
GERÁNIO: Equilibrio y estimulación. Recomendado durante la menstruación para aliviar sus dolencias. Levanta el ánimo y calma el sistema nervioso.
JENGIBRE: Es bueno usarlo para favorecer la circulación, relajante y bueno para prevenir mareos y náuseas. Estimula el sistema inmunitario, trata gripe y resfriados.
POMELO: Equilibrio emocional y purificador. Permite regular las emociones, ira, estrés… se usa para drenar el cuerpo y prevenir la celulitis mezclándolo en masaje con aceite de almendras.
LAVANDA: Purifica, equilibra y relaja. Es por ello que es de los más usados para dar aroma a nuestro hogar.


LIMÓN: Refrescante por encima de todo, alivia el estrés y reduce el cansancio mental. Es bueno para nuestra circulación.
MENTA: Descongestionante, antiséptico y digestivo. Lo utilizamos para tratar gripe, calmar los músculos del estómago y para trastornos nerviosos.
SÁNDALO: Afrodisíaco, relajante y purificante. Muy recomendado para problemas emocionales, calma la mente, espíritu y cuerpo.
ROMERO: Muy estimulante. Alivia dolores reumáticos y musculares. Va bien para la circulación de la sangre hacia el cerebro.
YLANG YLANG: Afrodisíaco, vigorizante y purificador. Eficaz para problemas del aparato reproductor, nos ayuda a calmar la ansiedad y previene ataques de pánico.

Aceites esenciales hay muchísimos pero para empezar a usarlos con los que te facilitamos ya vas a notar beneficios.

Recuerda si deseas información más personalizada o una consulta sobre un tema
en concreto, nuestras videntes-tarotistas están galardonadas por el foro Celta a
su alto nivel de aciertos y recomendadas en la guía de tarot videncia.
En el 806499480 o 911112853VISA.
Esperamos os sirva de ayuda está información.

© Tarot Infinito 2018

¡COMPARTIR!